Blogia
Blog de Literatura Infantil y Juvenil

LECTURA MÁS COMPRENSIÓN.

LECTURA  MÁS COMPRENSIÓN.

Cuando hablamos de leer, no hay que olvidar que pertenece o es un recurso dentro del  medio de la comunicación, de la comunicación escrita. Leer no sólo es interpretar fonemas y unirlos en una palabra, dentro de una frase y de un párrafo; esta conjunción de fonemas y su reproducción sería la interpretación del código, para un entendimiento entre el emisor (el autor) y el receptor (el lector).  Mas la lectura, como comunicación, además de emisor, receptor y el código, contiene un canal, el libro en sí, y un mensaje; lectura y comprensión; lectura del código y comprensión del mensaje. Aquel que lea interpretando palabras, frases,… de forma mecánica, sin la captación del mensaje estará realizando el recital del loro, palabra aprendida, palabra repetida. Ello se puede comprobar abiertamente en los inicios del aprendizaje de la lectura, donde los nóveles lectores deletrean, recitan letras, pero a la pregunta ¿qué has leído?, le sigue un silencio significativo. Si esto es normal en el principio de los principios, sería de una gran irregularidad en los años posteriores. ¡Y esto ocurre!; si no ¿por qué hay alumnos que llegan al tercer ciclo de educación primaria sin entender la lectura realizada? ¿Por qué confunden unos hechos con otros de la narración, siendo una amalgama de sucesos sin ningún orden y concierto? ¡Lectura y comprensión! Leer y comprender es en sí más importante que la propia velocidad lectora, que la interpretación de letras, es la cumbre que debemos coronar, sin abandonar los demás aspectos, claro está, pues sin unos no se dan los otros, o se dan de forma irregular. ¡Leer y comprender!, base fundamental para un estudio provechoso, para el  análisis de situaciones, de problemas y así poder encarar la posible solución,…  Sin comprensión, realmente no existe la lectura, por muy aparente y colorido que se presente el recital del papagayo. Y a través de la lectura, lectura más comprensión, llegaremos  a un mayor conocimiento.

 

Alberto 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Rocío Varela -

Estoy de acuerdo, con lo que dice Alberto y con lo que apoya Marga. Esta clado, qque saber leer no esconocer solo los fónemas, sino compreender el significado de un texto. Por experiencia personal, esto se aprende leyendo muchos textos y muchos libros. Y ¿des cuándo? Desde pequeños, una vez que conocemos nuestros fonemas, nuestros maestros nos tienen que elegir buenos textos, nos tienen que motivar para leerlos, nos tienen que introducir en el fascinante mundo de la lectura a través de las bibliotecas de aula, y de centro.
Las familias, también, tienen que introducir a sus hijos en el apasionante mundo de los libros: comprandolés buenos libros (aconsejandose siempre en buenas librerías), en grandes momentos: como cumpleñoas, regalo de reyes, vacaciones. También, tienen que acompañr a su hijos a las bibliotecas públicas, a los cuentacuentos.
Si maestros y padres, ponemos de nuestra parte, seremos el andamio para que los niños sean unos buenos lectores, es decir, comprendan lo que lean.
Rocío Vsrela
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Marga -

Al leer este artículo he estado pensando que nuestro compañero Alberto tiene toda la razón. Un niño puede aprender a leer de manera mecánica, pero no comprensiva, y el resultado final es catastrófico.
En mi opinión personal, en ese resultado final tenemos mucho que ver los maestros junto con las familias, ya que somos los principales agentes de enseñanza para los niños.
Si nos preocupamos únicamente de que los niños sepan los fonemas que se corresponden con las letras y los unan correctamente no estamos ayudando al aprendizaje completo de la lectoescritura, a la esencia misma de leer; por ello debemos cuidar la significatividad de aquello que nuestros alumnos empiezan a leer y proporcionarles textos, frases y (al principio) palabras significativas para los chicos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres