Blogia
Blog de Literatura Infantil y Juvenil

Un libro un regalo

UN LIBRO, UN REGALO

A lo largo del año, cualquier familia festeja múltiples efemérides (cumpleaños, santos, Reyes Magos, Papa Noel, final de curso escolar,…, a los cuales podremos unir otras de índole personal, religiosa, etc. Y recibimos regalos. Y nuestros hijos reciben regalos. En ocasiones dichos juguetes-regalo quedan arrinconados en un estante, en un lugar de almacenamiento, pues o bien son tantos que no saben con cuál jugar o bien carecen de interés frente a uno de ellos que es el elegido. Existe también el supuesto de que sean regalos-juguetes de carácter muy similar o parecido a otros anteriores. Un consumismo histriónico con un desequilibrio de cantidad frente a calidad, entendamos calidad como un planteamiento en el justo desarrollo de la fibra humana, desde ámbitos cultural, lúdico, educativo, social,...

Hagamos un alto en el camino. Si comemos fuera de casa, si los clavales comen en comedores escolares, se supone que haremos el resto de las comidas (desayuno, merienda, cena) como menú equilibrado para la nutrición y dietética. Por ejemplo, cocinaremos pescado, si en la comida de fuera de casa no ha existido, partiendo de la base de las cuatro o cinco ingestas de pescado por semana.

 Con este ejemplo, quiero comentar que debiéramos equilibrar la balanza de los regalos, haciéndoles la entrega de un libro. Un libro que en un primer momento será el regalo menos interesante, el menos llamativo, pero que podrá formar parte de su vida, cuando se lo leamos, cuando lo leamos con él. Y llegará a sentir la atracción por esas tapas duras y hojas con letras y dibujos. Y encontrará mundos maravillosos de princesas y dragones, de amores juveniles, de aventuras, de intriga,… se mostrará interesado por el devenir de la historia que se cuenta y te lo hará repetir en más de una ocasión. Todo es cuestión de costumbre, motivación, buena elección del autor y el libro y hacerle sentir, vivir las aventuras que de él se desprenden. Y conseguiremos uno de los retos y logros más importantes, la lectura, el ritmo lector, un vocabulario amplio, la comprensión, el conocimiento, el dominio de una de las materias o recursos fundamentales en la existencia del hombre.

Selectivos, pero con cierta flexibilidad, pues existen libros que no aportan más que el momento de disfrute con su lectura, hablamos de libros de una cierta literatura “bastarda”, es decir, poco literaria o nula, pero son libros del momento que cumplen su labor: la lectura; entiéndase estos libros como best seller de interés en el momento de su publicación, como eclipse, el pájaro espino,…  ¡Mejor casarse con el diablo que perder un lector! Además, los lectores leen de todo. Flexibilidad lógica y no contraproducente, no aupemos a un primer puesto de ventas, y por ello de lectura, como hace años, libros como el de la dieta de la Carrá.

Ahora, bien, no es necesario esperar a uno de estos actos festivos para ese pequeño gran regalo que supone un libro. Tal vez, para las vacaciones de Navidad, o Semana Santa, o de verano; tal vez, para un fin de semana, un puente o cualesquiera de los días del año, del mes, de la semana.

¡Ponga usted la fecha que quiera y regale un libro!

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Javier -

Totalmente de acuerdo. El libro es un gran regalo... el mejor de los regalos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres